Mientras que es bastante fácil averiguar cuánto cuesta un coche eléctrico, es mucho más difícil hacerse una idea de lo que cuesta la instalación de un punto de recarga. Un punto de recarga, también conocido como wallbox, permite cargar tu coche eléctrico hasta diez veces más rápido que un enchufe con total seguridad.

Por lo tanto, este elemento es esencial para la transición a la movilidad eléctrica, y su compra va de la mano de la del propio vehículo. Es por eso, que es interesante analizar qué determina el coste de la instalación de un punto de recarga, tanto en nuestro hogar como en nuestro trabajo.

Este artículo permite comprender los diferentes elementos que determinan el coste de la instalación de un punto de recarga:

¿Cómo afecta la elección del punto de recarga al coste final de la instalación?

¿Qué trabajos hay que hacer en la instalación eléctrica?

¿Qué ayudas existen para la instalación de un punto de recarga ya sea a nivel particular o bien en empresas?

 

El precio del punto de recarga

El primer parámetro que influye en el coste total de la instalación es la elección del material. El precio del cargador es un factor determinante en el coste total.

Elegir la marca de punto de recarga

El primer parámetro que entra en juego en el coste de la instalación de una solución de recarga es el propio punto de recarga. El precio del punto de recarga varía principalmente según la marca. Hay multitud de marcas fabricantes de puntos de recarga.

Algunos fabricantes eléctricos de renombre ofrecen puntos de recarga o cargadores, como por ejemplo Schneider, Hager, Legrand, Cahors o Ingeteam. 

Los fabricantes de automóviles también pueden ofrecer sus propias wallbox. Estos están diseñados específicamente para los vehículos de la marca y pueden ser más caros. 

En los últimos años también han surgido fabricantes especializados en puntos de recarga. Algunos ejemplos son Wallbox, Newmotion, EVBox, Policharger, Circutor. 

Diferentes precios para diferentes modelos de puntos de recarga

Para una marca determinada, el precio del cargador también varía según su modelo. Cuanto más avanzadas sean las funcionalidades del punto de recarga, mayor será el precio. Los cargadores más baratos son los más básicos, sin control de acceso ni comunicación.  

Las características avanzadas más comunes incluyen una pantalla LED, control de acceso con un lector de tarjetas de identificación y conectividad Internet por Wifi.

Los cargadores dobles permiten cargar dos vehículos simultáneamente, son más caros que las cargadores simples.

La potencia del punto de recarga

Por último, el precio del cargador viene determinado por su potencia. Hay cuatro potencias nominales de carga: 3,7 kW, 7,4 kW, 11 kW y 22 kW. En principio, cuanto mayor sea la potencia del punto de recarga, más rápida será la recarga y más caro será el punto de recarga.

Algunos puntos de recarga son ajustables de 0 a 22 kW, y suelen ser más caras que los cargadores limitadas a una potencia determinada.

Una solución de recarga menos costosa: el enchufe reforzado tipo Green’Up

Hay que tener en cuenta que los wallbox no son la única solución de recarga. Existen también los enchufes reforzados, diseñados para la recarga de vehículos eléctricos. Su coste es mucho menor que el de un cargador.

La potencia máxima de estos enchufes es 3,7 kW, para ello hay que usar un cable específico. De lo contrario, cargarás a 2,2kW lo que significa que el coche recupera una media de 10 kilómetros de autonomía por hora de carga. Por lo que no supone una solución muy rápida. 

En el siguiente artículo podrá encontrar información sobre estas dos posibilidades de recarga: https://chargeguru.com/es/2021/01/26/toma-reforzada-o-cargador/

 

Comprar un cable de carga Tipo 2 

Hay que tener en cuenta que se necesita un cable de recarga específico, conocido como Tipo 2, para cargar con un cargador. El propio fabricante o el concesionario pueden suministrar el cable de tipo 2 a veces con el propio vehículo. Los cargadores de la vía pública no siempre disponen de cable incluido por lo que para poder cargar tu vehículo en la vía pública podrías necesitar tu propio cable.

Si no dispones del cable específico, tendrás que comprar uno para poder cargar tu vehículo en tu cargador en caso de no disponer este último de manguera incorporada. El coste de un cable varía según la marca, la longitud y la potencia del cable.

Un cable monofásico de tipo 2 de 32 A para cargar a 7,4 kW cuesta entre 230 y 350 Euros, según la longitud necesaria.

Los cables de mayor potencia son más caros. Un cable de carga eléctrica de tipo 2 puede costar hasta 500 Euros para una gran potencia y una gran longitud.

ChargeGuru te ofrece cables de alta calidad adaptados a tu proyecto como opción para tu instalación, se entrega directamente en tu casa. 

 

El coste de las obras para la instalación de un punto de recarga

Un factor determinante en el coste final de la instalación de una solución de carga es el trabajo necesario para conectar e instalar el punto de recarga. Puede ser, en muchos casos, más elevado que el precio del punto de recarga. 

Conexión del punto de carga a la instalación eléctrica

Tanto si se trata de un punto de recarga como de una toma de corriente reforzada, se debe conectar a un cuadro eléctrico o contador para estar conectada a la electricidad. El cable eléctrico utilizado para la conexión debe estar dimensionado para la potencia de carga. Cuanto mayor sea la potencia, más caro será el cable de alimentación.

La distancia entre la ubicación del punto de recarga y el cuadro eléctrico al que se conecta tiene un fuerte impacto en el coste total de la instalación. Cuanto mayor sea la distancia, mayor será la longitud del cable de alimentación y, por tanto, mayor será el coste. 

Cuanto mayor sea la distancia entre el cargador y el punto de conexión a la instalación eléctrica, más probable será que se requieran trabajos adicionales. Esta serie de gastos se detalla a continuación.

Obra civil y pequeños trabajos necesarios para la instalación del punto de recarga

Las obras civiles, como la realización de una zanja o la reparación de un suelo, deben tenerse en cuenta a la hora de calcular el coste de la instalación de un punto de recarga. 

Un tramo de cable de varios metros bajo una calzada de hormigón será inevitablemente una operación más cara que un tramo de cable de pared de unos pocos metros. Por ello, es conveniente instalar el cargador lo más cerca posible del cuadro eléctrico para reducir el coste total de la instalación. 

La forma de fijar el cargador influye en la factura final. La instalación de un punto de carga fijado en la pared suele ser menos costosa que la de un pedestal específico. El pedestal necesario para sostener un punto de recarga y los trabajos para fijar la base en el suelo pueden añadir varios cientos de euros al coste del proyecto, esto dependerá principalmente de si se trata de un suelo duro o blando (tierra, cesped, etc.).

A veces es necesario realizar trabajos de adecuación de la instalación eléctrica

Por último, hay que tener en cuenta que algunas instalaciones eléctricas deben adecuarse a la normativa antes de poder alimentar un coche eléctrico.

Un electricista cualificado para instalar una solución de recarga podrá evaluar el estado de su instalación eléctrica y llevar a cabo las mejoras necesarias para garantizar una recarga segura. 

Aumentar la potencia contratada: ¿cuánto cuesta?

Dependiendo de la potencia de carga que elijas, puede ser necesario aumentar la potencia disponible en su instalación eléctrica. Esto implica un aumento de tu potencia contratada con tu comercializadora, y genera un coste adicional en tu factura de electricidad que es independiente del coste de la instalación del punto de recarga. 

Hay una solución alternativa que no pasa por aumentar la potencia contratada: la gestión de la energía. Es interesante comparar el coste adicional de la gestión de la energía y el coste recurrente de aumentar la potencia. 

 

Coste medio de la instalación de un  punto de recarga

Instalación de un wallbox en una casa

Para la instalación de un punto de recarga en casa, el precio medio oscila entre 1.000 y 1.700 euros, incluido el IVA al 21%. Esto excluye los casos más complejos.

>> 5 puntos clave para instalar un punto de recarga en una casa 

Instalación de puntos de recarga en un condominio o garaje comunitario

La instalación de un punto de recarga en un garaje comunitario puede ser más cara que la de una vivienda. La distancia entre el contador y la plaza de aparcamiento a equipar suele ser elevada.  

Instalación de puntos de carga eléctrica en las empresas

Para las empresas, el coste de la instalación suele ser mayor porque las configuraciones suelen ser más complejas (aparcamientos más alejados, instalaciones eléctricas más grandes, instalación de varios puntos de recarga, potencia de recarga mayor, sistema de supervisión de los puntos de recarga,  etc.). 

Por lo tanto, generalmente es necesario planificar un presupuesto ligeramente superior al de la instalación de un punto de recarga doméstico para una empresa. 

Existen subvenciones y ayudas financieras para reducir el gasto que supone la instalación de puntos de recarga.

TABLA MOVES 3: Fuente IDAE

Destinatarios 

Ayuda (% Coste subvencionable)

Localización general

Municipios <5.000 habitantes

Autónomos, particulares, Comunidades de Propietarios y administración sin actividad económica

70%

80%

Empresas y entes públicos con actividad económica, recarga acceso público y P ≥50kW

35%
(45% Mediana)
(55% Pequeña)

40%
(50% Mediana)
(60% Pequeña)

Empresas y entes públicos  con actividad económica recarga acceso privado o acceso público con P <50kW

30%

40%

En conclusión, el coste de la instalación de un punto de recarga puede oscilar entre uno y varios miles de euros. Depende sobre todo del precio del punto de recarga elegido, de la potencia de carga, de la distancia entre el contador o el cuadro eléctrico y la ubicación del punto de recarga así como de los trabajos auxiliares que haya que realizar para alimentar el punto de recarga.

Recurrir a un instalador de puntos de recarga especializado te garantiza la seguridad de la instalación y además la factura total del instalador, que incluye el punto de recarga y la instalación, suele ser más ventajosa que la compra del punto de recarga en una tienda. 

Los expertos de ChargeGuru están a tu servicio para ayudarte a tomar la mejor decisión. Pide un presupuesto, podemos darte una estimación personalizada del coste de tu proyecto desde la primera llamada.