Varias ayudas económicas permiten reducir el precio de instalación de un punto de recarga en una vivienda particular. Las subvenciones a las estaciones de carga ahorran varios cientos de euros en una instalación. También requieren pocos pasos por parte del individuo, sería una pena privarse de ello. A continuación, encontrarás el detalle de las 3 principales ayudas para la instalación de infraestructura de carga en viviendas o condominios en España. 

También existen ayudas para sitios turísticos y comercios, que detallamos aquí.

Ámbito fiscal: bonificación de hasta el 50% de la cuota íntegra del impuesto

Según el Real Decreto-ley 29/2021, se prevé la posibilidad de que las ordenanzas fiscales puedan regular una bonificación de hasta el 50 por ciento de la cuota íntegra del impuesto a favor de los bienes inmuebles en los que se hayan instalado puntos de recarga para vehículos eléctricos, condicionada a que las instalaciones dispongan de la correspondiente homologación por la Administración competente.

Plan MOVES III: ayuda para la instalación de puntos de recarga

La instalación de un punto de recarga puede contar con una ayuda de hasta un 80% del coste subvencionable para particulares, autónomos, las comunidades de propietarios, y para la administración sin actividad económica. 

En el caso de las empresas y entes públicos con actividad económica la ayuda puede ascender hasta un 60% del coste subvencionable.

Esta ayuda supone una cantidad no despreciable que reduce significativamente el coste final del proyecto. Por ejemplo, en el caso de un particular que instale un punto de recarga en su vivienda y haya pagado por la instalación de su punto de recarga 1.500 €, podrá beneficiarse de una subvención de 867,7 €. Además, si el beneficiario de la ayuda vive en un municipio de menos de 5.000 habitantes la ayuda del MOVES III será de 991,7 €, así, el coste final de la instalación del punto de recarga rondaría los 508 €. 

El Plan MOVES III también cuenta con ayudas para las comunidades de propietarios que deseen realizar preinstalaciones o instalaciones de puntos de recarga, estas actuaciones también son subvencionables y la ayuda puede suponer una reducción del 80% del coste sin IVA del proyecto.

Pueden ser beneficiarios de estas ayudas: las personas físicascomunidades de propietariospersonas jurídicas y otras entidades cuyo NIF comience por las letras A, B, C, D, E, F, G, J, R, o W, así como las Entidades de Conservación de Polígonos o Sociedades Agrarias de Transformación cuyo NIF comience por V, las entidades locales y el sector público institucional.

Se consideran costes subvencionables el punto de recarga, las protecciones, la legalización de la instalación, la obra civil, los costes de ingeniería y dirección de obra. En definitiva, en la mayoría de los casos la ayuda se calcula multiplicando el porcentaje de subvención por el coste sin IVA del proyecto. 

El programa de incentivos a la movilidad eficiente y sostenible, por sus siglas, MOVES, está vigente hasta finales del 2023 y el presupuesto otorgado al Plan MOVES III puede ampliarse hasta los 800 millones en caso de existir suficiente demanda.

La empresa instaladora es quien debe realizar el trámite de la solicitud del Plan MOVES para las instalaciones de puntos de recarga que tengan lugar en Andalucía, Galicia y en la Comunidad de Madrid. 

Para el resto de las comunidades autónomas, es el beneficiario quien debe encargarse del trámite.

 >> Más información sobre el Plan MOVES III

Subvenciones locales para puntos de recarga

Algunas entidades locales ofrecen ayudas económicas específicas para personas físicas domiciliadas en la región que instalen puntos de recarga. 

Por ejemplo, en Madrid existe el Plan Cambia 360, una línea local de ayudas para impulsar la instalación de infraestructura de recarga eléctrica, sobre todo en los sectores en que se hace un uso más intensivo del vehículo en las vías urbanas. 

Este programa tiene cuatro líneas de actuación: 

  • Recarga flotas: en zonas de estacionamiento destinadas a vehículos de profesionales autónomos, flotas privadas y de servicio público, estando la infraestructura de recarga asociada a la distribución urbana de mercancías, los servicios de taxi y de arrendamiento de vehículos con conductor, las plataformas y sistemas de vehículos compartidos. 
  • Recarga acceso público: en sector no residencial (aparcamientos de uso público rotacional, hoteles, centros comerciales, universidades, hospitales, polígonos industriales, centros deportivos, etc.). 
  • Recarga acceso privado empresas: en zonas de estacionamiento de empresas privadas, para dar servicio a sus trabajadores y clientes. 
  • Aparcamientos de uso privado: preinstalación eléctrica para la recarga del vehículo eléctrico en el caso de aparcamientos o estacionamientos colectivos en edificios existentes de régimen de propiedad horizontal en comunidad de propietarios o comunidades de bienes.

¡No dude en consultar el sitio web de su región o su departamento para obtener más información acerca de las ayudas locales!

Reducción de IVA: aún a la espera

En muchos países de Europa, la instalación de una estación de carga se beneficia de un tipo reducido de IVA sobre el suministro e instalación del equipo. ¡Esto puede representar un gran ahorro en comparación con una tasa de IVA del 21%! Sin embargo, en España aún no se ha tomado una decisión de este tipo, lo que sin duda fomentaría el paso a la movilidad eléctrica.

 

CONSEJOS DE GURU

Algunos profesionales se encargan de los trámites administrativos para gestionar determinadas ayudas, una ganancia de tiempo y tranquilidad para ti. En función de tu caso particular, los expertos de ChargeGuru te detallarán las ayudas a las que tienes derecho, así como la mejor solución para optimizar tu inversión.