La recarga de coches eléctricos es un tema lo suficientemente reciente como para que el vocabulario utilizado aún no sea conocido por todos. No siempre está claro a qué nos referimos cuando se trata de wallboxes, carga rápida o incluso supervisión. ChargeGuru ha creado este diccionario de recarga para seguir facilitándole el cambio a la movilidad eléctrica.

Punto de recarga: el equipamiento básico para cargar tu coche eléctrico

Punto de recarga o cargador: equipo para conectar un coche eléctrico y recargarlo. Puede fijarse a una pared, pedestal o directamente al suelo en función de su tamaño y diseño. Puede contar con un cable de recarga solidario o con un socket. La potencia de recarga puede oscilar entre 3,7 kW y 350 kW y más. Un punto de recarga también se refiere a una toma dedicada a la recarga de coches eléctricos. Un cargador doble tiene dos puntos de carga, por ejemplo.

Punto de recarga doble: una estación de carga para conectar y recargar dos coches eléctricos al mismo tiempo. Un terminal doble tiene dos puntos de recarga, una para conectar cada coche. 

Cable de carga: cable que se utiliza para conectar un coche eléctrico a un punto de recarga. En algunos casos el cable de recarga es solidario al punto de recarga. Hablamos de cable Tipo 2 para cables con un extremo Tipo 2, según la norma europea.

Cargador: se refiere a cualquier equipo utilizado para cargar un coche eléctrico (o cualquier otro dispositivo eléctrico)

Cargador portátil: cable utilizado para enchufar un coche eléctrico a un enchufe o una toma industrial. El cable tiene en un lado un conector de tipo 2 para enchufar al coche, una caja para asegurar la carga y en el otro lado un conector para enchufar a una toma de corriente doméstica (enchufe) o industrial.

Cargador rápido: un punto de recarga para una carga rápida. Los cargadores rápidos suelen ser de corriente continua y se instalan en carreteras o en algunas empresas.

IRVE: acrónimo de Infraestructura de Recarga de Vehículos Eléctricos, es decir, todos los equipos, los circuitos de suministro eléctrico, las estaciones de carga o puntos de recarga, las protecciones, cajas de control y gestión, en definitiva, todos los dispositivos necesarios para el funcionamiento del punto de recarga.

Toma de corriente CEE o toma industrial: toma de corriente que proporciona más potencia que una toma de corriente estándar. Al conectar un cable de recarga adecuado, puede cargar con la misma potencia que con un punto de recarga. 

Toma Green’Up o toma reforzada: enchufe destinado a la recarga de coches eléctricos. Es más adecuado que un enchufe corriente. Con un cable de recarga adecuado, es posible recargar a una potencia de 3,7 kW en comparación con los 2,2 kW de un enchufe cualquiera.

Carga normal: un punto de carga que permite la recarga de un coche eléctrico a una potencia menor o igual a 22 kW.

Carga rápida: un punto de recarga que permite la recarga de un coche eléctrico a una potencia superior a 22 kW.

Toma: espacio habilitado en una estación de recarga para conectar un cable de recarga y recargar el coche eléctrico.

Estación de recarga: conjunto de cargadores asociados a varias plazas de aparcamiento.

Tipo 1: toma estándar en vehículos, generalizado en todo el mundo excepto en Europa, donde el Tipo 2 es ahora el estándar en vehículos y terminales. Un coche con toma Tipo 1 requiere de un cable Tipo 1 – Tipo 2 para conectarse a un terminal con un enchufe Tipo 2. 

Afficher l’image source

Tipo 2: estándar en Europa para recarga normal de coches eléctricos, tanto en vehículos y como en cargadores. Un punto de recarga con un enchufe Tipo 2 requiere de un cable Tipo 2 – Tipo 2 si el coche tiene un enchufe Tipo 2 o un cable de carga Tipo 1 – Tipo 2 si el coche tiene un enchufe Tipo 1.

Afficher l’image source

Wallbox: término que se usa a menudo para referirse a un punto de recarga instalado sobre una pared. También corresponde a la marca de un fabricante español de puntos de recarga.

Instalación de puntos de recarga y subvenciones

Plan MOVES: es un programa de Movilidad Eficiente y Sostenible financiado por la Unión Europea en España. Subvenciona hasta el 80% de las instalaciones de puntos de recarga para particulares, autónomos y comunidades de propietarios. Respecto a las empresas, si la potencia del punto de recarga instalado es superior a 50 kW la subvención puede alcanzar el 60% del coste subvencionable. Si la potencia instalada es inferior a 50 kW la subvención máxima será del 40% para las empresas

Subvención de achatarramiento: cantidad suplementaria que se añade a la ayuda del Plan MOVES al achatarrar un coche contaminante y sustituirlo por un coche enchufable o de pila de combustible.

Gestión de la carga: dispositivo para modular la potencia de un punto de recarga según parámetros específicos. Hay dos tipos de gestión de carga: dinámica y estática. 

Gestión dinámica de la carga: regula la potencia entregada por el punto de recarga en función de la potencia consumida por el resto de la instalación eléctrica a la que el punto de recarga esté conectado. 

Gestión estática de la carga: en función de la potencia disponible en la instalación eléctrica a la que el punto de recarga está conectado, se establece una potencia máxima entregada por el cargador. 

CIE: Certificado de Instalación Eléctrica, popularmente conocido como “boletín”. Es un documento que certifica las características de una instalación eléctrica. Al realizar una modificación de la instalación eléctrica como es la instalación de un punto de recarga, es necesario legalizar la instalación realizando un nuevo Certificado de Instalación Eléctrica. 

Proyecto eléctrico: además del CIE, la realización de un proyecto eléctrico es necesario al llevar a cabo instalaciones de puntos de recarga con una potencia superior a 10 kW ubicadas en exterior o superior a 50 kW cuando estas se ubiquen en interior. 

Terminales públicas y corriente continua

Supercargador: cargador rápido Tesla, solo utilizable por los coches Tesla. La red de supercargadores Tesla se extiende por todo el mundo.

CHAdeMO: estándar para carga rápida desarrollado en Japón. Hasta hace poco, los coches de los fabricantes Nissan, Kia y Mitsubishi eran compatibles con la carga rápida CHAdeMO. Por otro lado, los futuros modelos de Nissan y Kia adoptarán el estándar Combo CCS.

Afficher l’image source

Combo CCS: estándar para carga rápida desarrollado en Europa. La gran mayoría de los coches con capacidad de carga rápida en Europa utilizan esta toma. Hasta 2024, los cargadores rápidos deben tener un conector de cada estándar (CHAdeMO y CCS).

Afficher l’image source

Puntos de recarga o cargadores de corriente continua: cargador que envía electricidad en corriente continua al coche, a menudo con una potencia igual o superior a 50 kW. Estos cargadores son costosos de instalar (varias decenas de miles de euros). A menudo se instalan para empresas o en gasolineras de autopistas.

Tarjeta de recarga: tarjeta que permite el uso de puntos de recarga públicos. Dependiendo de los operadores, puede ser necesario contratar una suscripción. Otros no tienen suscripción, solo paga en función del consumo.

Supervisión: servicio de telegestión de puntos de recarga, mediante software y conexión a internet. El software de supervisión permite agregar funciones a los terminales, por ejemplo, el informe de los datos de consumo de los puntos de recarga, la gestión avanzada del acceso o la facturación por recarga. Los cargadores instalados en empresas suelen estar supervisados.

Interoperabilidad: capacidad que tiene un usuario de coche eléctrico para acceder a estaciones de carga pertenecientes a diferentes redes sin tener que tomar un pase de cada red. Es similar a las redes de telefonía móvil en itinerancia: cuando viajamos al extranjero, nuestro teléfono cambia a una red local sin tener que contratar una nueva suscripción. En España aún no está disponible. 

Operador de movilidad: proveedor de servicios de movilidad para usuarios de vehículos eléctricos, incluidos los servicios de acceso a puntos de recarga.

Cargador público: un punto de recarga, operado por un operador público o privado, a la que los usuarios tienen acceso de manera no discriminatoria.

Electricidad y energía

230 Voltios: tensión de la red eléctrica de baja tensión, es decir, la presente en viviendas o edificios terciarios.

Contador analógico: equipo que registra el consumo de electricidad de una instalación eléctrica de forma mecánica. Es necesario realizar la lectura de este contador de forma manual, existen dos maneras: el cliente comunica a la distribuidora el consumo o la distribuidora se desplaza para recolectar los datos recogidos por el contador. Ya no se encuentran instalaciones con este tipo de contadores ya que se debieron de sustituir antes del 31/12/2018 según la Orden ITC/3860/2007.

Contador digital: equipo que registra el consumo de electricidad de una instalación eléctrica de forma inteligente. Este contador transmite la información a la distribuidora de forma telemática. 

Energía verde: electricidad generada por medios de producción renovables, como aerogeneradores, paneles solares o presas hidráulicas. Es preferible recargar un coche eléctrico con energía verde, para contribuir positivamente a la transición energética.

kW: kilovatio, correspondiente a 1000 Watios, es la unidad de potencia en electricidad. La potencia de una estación de carga se expresa en kW.

Monofásico / Trifásico: una instalación eléctrica monofásica tiene una fase y el neutro, la energía es suministrada por un solo cable eléctrico. Una instalación trifásica tiene tres fases y el neutro, hay 3 cables eléctricos separados. La potencia máxima en trifásica es mayor que en monofásica. 

Protección eléctrica: dispositivo instalado en un circuito eléctrico para provocar un disparo en caso de riesgo para personas o equipos. Las estaciones de carga están conectadas a protecciones eléctricas dedicadas, con el fin de garantizar la seguridad de los usuarios y vehículos durante la carga.

Potencia contratada: potencia definida en el contrato de suministro eléctrico. Si se excede la potencia contratada, saltarán los plomos de la instalación. Es posible cambiar la potencia contratada haciendo una solicitud a su comercializadora. 

Electricidad y energía

Coches eléctricos: algunos recordatorios útiles

Autonomía: la distancia, en kilómetros, que puede recorrer un coche eléctrico con su batería cargada al 100%. Existen diferentes estándares para medirlo, incluido el ciclo WLTP.

Cargador de a bordo: un transformador dentro de un coche eléctrico que convierte la electricidad de la red eléctrica en electricidad almacenada en la batería del automóvil. El cargador de a bordo acepta una determinada potencia máxima, esto determina la potencia máxima a la que se puede recargar el coche.

Estándares WLTP: estándar utilizado para medir la autonomía de un coche eléctrico, lo que permite comparar la autonomía de dos coches eléctricos.

Vehículo térmico: vehículo con únicamente motor de combustión (gasolina o diésel).

Vehículo eléctrico: vehículo de motor equipado con un sistema de propulsión que comprende al menos un convertidor de energía en forma de motor eléctrico y equipado con un sistema de almacenamiento de energía eléctrica recargable de una fuente externa.

Velocidad de carga: kilómetros recuperados en la autonomía de un coche cada hora que está cargando, permite comparar el rendimiento de dos puntos de recarga independientes.

Coche 100% eléctrico: coche eléctrico únicamente equipado con un motor eléctrico y su batería. Por ejemplo, el KIA e-NIRO es un coche 100% eléctrico.

Coche híbrido enchufable: coche equipado con un motor eléctrico y su batería y un motor de combustión tradicional (gasolina o diésel). Por ejemplo, el MINI Countryman PHEV es un híbrido enchufable.